Costillar de cerdo en la olla lenta

costillar de cerdo con mostaza y miel

Lo de la olla lenta (también conocida por el nombre comercial de una de ellas, CrockPot) es una maravilla y yo creo que eso ya lo sabe todo el mundo. Hoy te voy a enseñar cómo hacer un costillar de cerdo en la olla lenta que está para chuparse los dedos. Y tu trabajo realmente es comprar un buen costillar y echar los ingredientes en la olla.

 

olla cocción lenta

 

Una de las cosas que más suele asustar de la cocina con la olla lenta es la factura de la luz. La olla está encendida muchas horas pero su consumo es mínimo. Te dejo aquí una comparativa de Crockpotting.es donde detalla el consumo que tiene este electrodoméstico y además lo compara con otros electrodomésticos como el horno o la placa de inducción. Quizás viendo esto te animes a considerar hacerte con una olla lenta. Yo por mi parte, seguiré subiendo más ideas en la olla lenta para que tengas variedad de recetas fáciles, sanas y sin gluten.

OBSERVACIONES ANTES DE HACER EL COSTILLAR DE CERDO: 

Por supuesto las costillas se pueden hacer al horno con muy buenos resultados. Pero hay que estar pendiente del horno ya que el tiempo de cocción va a variar en función del tamaño del costillar y debemos vigilarlo para que no se queme. La ventaja de usar la olla de cocción lenta es que lo dejamos todo preparado la noche anterior (o a muy primera hora de la mañana). Lo ponemos en la función de temperatura baja durante 8 horas y ¡perfecto! De hecho a mi se me olvidó apagarlo y estuvo 14 horas encendido… pero no le pasó nada al costillar, sólo que se quedó muy tierno y se deshacía.

♥ La única observación que te hago a la hora de comprar la carne es que elijas un costillar pequeño. Es más sabroso y tierno que cuando son piezas grandes o anchas. En inglés se le llama Baby Back Rib que en castellano serían costillas (de un cerdo joven).

♥ El costillar de cerdo se puede hacer con salsa BBQ, muy a la americana y queda espectacular. Pero en este caso, con comprar una salsa barbacoa sin gluten y bañar las costillas en ella, lo tenemos resuelto. Hoy he querido hacer una receta sencilla y con productos que tenía a mano en mi frigorífico: miel y mostaza.

♥ El resultado es un costillar tierno, sabroso, perfecto para toda la familia. Se puede acompañar de patata asada o puré de patata, arroz, verduras al horno…

♥ Si no tienes olla de cocción lenta y quieres hacerte con una, aquí tienes mi recomendación: Olla de Cocción Lenta para 4 personas. Este modelo es la pequeña, de 3,5 kilos de capacidad. Es la que yo tengo y está muy bien pero si puedes hacer una inversión un poco mayor, quizás te interese mirar la de 5 o 6 kilos y con programador (para que se apague sola cuando se cumplan las horas de cocción) como esta maravilla:

 

crockpot 5 litros

 

¿Qué te ha parecido?

Lo mejoraría
0
No lo sé
0
Es interesante
0
Me gusta
0
Me encanta !
0

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.