Pan sin gluten | con harinas naturales

pan sin gluten con harinas naturales

Me hace mucha ilusión traer esta receta de pan sin gluten con harinas naturales. Precisamente por eso, por haber encontrado un riquísimo balance de harinas naturales y un porcentaje bajo de almidones. Pero queda una hogaza deliciosa. Perfecta para tomar en rebanadas con lo que más te guste. A mí personalmente me gustan con aguacate, aceite y sal, aunque tampoco le hago el feo a una buena mantequilla con sal y un poco de mermelada casera.

Como ves, la lista de ingredientes es larga. Pero me gustaría comentarla contigo para que veas el por qué de cada ingrediente y la posibilidad de sustituciones.

♥ Ingredientes y posibles sustituciones:

Harinas naturales sin gluten:

Las harinas son bastante sencillas de encontrar, pero si no tuvieras por ejemplo teff, podrías sustituirlo por harina de quinoa o mijo. O si no tienes harina de avena, podrías usar harina de trigo sarraceno. Lo que sí te recomiendo es buscar esta variedad de harinas más ligeras y menos. Si decides usar como harina base, harina de arroz integral, quedará un pan algo menos esponjoso, pero más integral. Cada harina se comporta de forma diferente y si aumentamos demasiado el uso de una sola de ellas, nos va a variar el resultado final.

Almidones sin gluten:

En cuanto a los almidones: personalmente me gusta la mezcla de la mandioca (también se le llama yuca o tapioca) ya que aporta mucha elasticidad a la masa. El almidón de trigo (certificado sin gluten) le aporta un sabor a pan, pan muy auténtico. Pero si no tienes alguno de los dos, puedes sustituir por fécula de patata o maicena. Lo que sí te recomiendo es mezclar dos almidones.

Azúcar y miel:

En relación al azúcar y a la miel. Quizás te preguntes por qué los incluyo y por qué usar los dos. Es sencillo, el azúcar ayuda a que la levadura se active, le sirve de alimento. Además de aportarle algo de color (que en función de las harinas y almidones, podría ser muy blanco).

Si ya le has puesto azúcar, ¿por qué añades miel? La miel ayuda a la miga, le aporta algo de humedad. Si no puedes tomar azúcar ni miel, puedes eliminarlos, pero afectará al tiempo de fermentación (ya que tarda más en iniciarse), color al dorarse el pan y algo de humedad en su textura.

Sal:

Además de resaltar los sabores, ayuda a tener una corteza más crujiente. Si no puedes tomar sal, lo puedes eliminar.

Sustitutos del gluten:

Goma Xantana y Psyllium. Estos dos ingredientes merecen especial atención y por eso, te enlazo las entradas que he escrito sobre ellos. En mi opinión son fundamentales para hacer un buen pan sin gluten así que no te recomiendo eliminarlos. Existen otros sustitutos del gluten, pero aún no los he probado. Tan pronto como pueda probar otras opciones, ¡iré actualizando!

Cuando utilizamos mixes comerciales o preparados panificables, estos suelen llevar estos u otros sustitutos del gluten, por lo que no suele ser necesario añadirlos. Sin embargo, en esta receta estamos haciendo un pan sin gluten con harinas naturales y debemos buscar sustitutos del gluten para obtener los mejores resultados.

Levadura:

Levadura fresca o seca de panadería. Es indiferente. Yo siempre lo activo antes de usarlo. Esto es: en un cuenco pongo el agua templada, la levadura, el azúcar, la miel y el psyllium. Lo dejo actuar mientras que voy pesando el resto de ingredientes. Si lo dejas unos 10 o 15 minutos, verás que empieza a burbujear.

♥ Dónde comprar estos ingredientes:

(enlaces patrocinados. Si compras a través de alguno de estos enlaces, yo me llevaré una pequeña comisión y así estarás ayudando a que pueda seguir desarrollando nuevas recetas en Manualidades Sin Gluten).

 

 

¿Qué te ha parecido?

Lo mejoraría
0
No lo sé
0
Es interesante
0
Me gusta
0
Me encanta !
0

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.